Hace más de 2.000 años las calzadas vertebraron el Imperio Romano hasta sus confines, en un impresionante trabajo de ingeniería por el que se desplazaban las famosas legiones pero también las materias primas y las mercancías, favoreciendo la expansión de Roma en el plano cultural, económico y militar.

Muchas de esas vías atravesaban la península ibérica y, en concreto, una de ellas, la Vía XXIV del Itinerario de Antonino -que iba desde Mérida a Zaragoza- cruzaba la Sierra desde Villanueva de la Cañada, Villanueva del Pardillo, Galapagar, San Lorenzo, Alpedrete, Collado Villalba, Guadarrama, Collado Mediano y Los Molinos hasta Cercedilla, donde se adentraba en lo que hoy es la provincia de Segovia.

Precisamente la presencia romana en la Sierra es el eje central de un nuevo proyecto de reactivación turística que se presentó este sábado, 19 de mayo, en la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial.

Durante el acto se puso de manifiesto la importancia de los restos romanos en la Sierra, los últimos estudios realizados en el yacimiento romano de Monesterio, en San Lorenzo de El Escorial, y su potencialidad como reclamo de un turismo de calidad, junto a la Vía XXIV del Itinerario de Antonino.

Itinerario cultural romano

Se trata de una iniciativa de la Agrupación Intermunicipal Sierra de Guadarrama (AISGUA) -a la que recientemente se ha asociado el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial- y el Observatorio para la Conservación del Patrimonio, formado por asociaciones y organizaciones culturales de la Sierra de Guadarrama.

Ambas entidades han presentado a la Comunidad de Madrid un proyecto que contempla la conversión del camino histórico romano en un itinerario cultural desde el que se difunda al conjunto de la Sierra una amplia oferta de turismo de calidad, aprovechando la naturaleza serrana y la cultura de los pueblos del entorno.

En el yacimiento romano de Monesterio, en la finca de El Campillo de San Lorenzo de El Escorial, los arqueólogos han localizado los restos de una ciudad romana casi del tamaño de Segóbriga (Cuenca), convirtiéndose en la segunda ciudad romana en Madrid, después de Complutum (actual Alcalá de Henares).

Ante la importancia y potencial de los distintos hallazgos arqueológicos, las Direcciones Generales de Patrimonio y Turismo incorporaron a los presupuestos del 2018 una primera partida para la recuperación de la calzada romana a su paso por la Sierra.

Acto de presentación del nuevo proyecto / Ocio en la Sierra

María José Santamaría, concejala de Patrimonio Histórico de San Lorenzo destacó, durante la presentación, el potencial de este proyecto como reclamo de turismo sostenible y de calidad en la Sierra de Guadarrama, idea en la que incidió Borja Luján, edil de Turismo de Galapagar, que también intervino en el acto.

Fernando Martin, coordinador del equipo de expertos en desarrollo equilibrado del Observatorio, fue el encargado de exponer los ejes del proyecto y su gran potencialidad para la generación de un empleo local de calidad en la Sierra, aprovechando la calzada romana como infraestructura de acceso.

Por su parte, Jesús Rodríguez, uno de los máximos expertos en calzadas romanas en la Comunidad de Madrid, explicó el recorrido de la calzada y los distintos ‘diverticulum’ que servían para las comunicaciones secundarias.

Un gran descubrimiento

Carlos Caballero fue uno de los autores de la excavación de 1997 en la finca Monesterio, en el que se sacó a la luz un ‘hyppocaustum’, que podía formar parte de una terma así como aras y cerámica de diversas épocas, confirmando la inesperada extensión del yacimiento, estimada en 12 hectáreas -Segóbriga tiene 13 Ha- y su potencial buen estado de conservación, dado que siempre ha tenido un uso ganadero.

Hay que recordar que en paralelo se han hecho significativos avances y excavaciones en Collado Mediano, Cercedilla, Galapagar o Villanueva del Pardillo, mejorando sustancialmente la visión de la actividad y extensión de la presencia de los romanos en la sierra.

Antiguo palacio de Monesterio, en cuyas inmediaciones se han descubierto los restos de una antigua ciudad romana / Imagen Observatorio Patrimonio

Entre los avances más significativos en la recuperación del legado romano en la Sierra de Guadarrama destacan los recuperados tramos de calzada de Galapagar, el yacimiento de El Beneficio en Collado Mediano, el paso del puerto de la Fuenfría en Cercedilla, el paso por Los Molinos, los miliarios localizados en diferentes ubicaciones, los puentes y el yacimiento de Los Palacios, con su lagar (torcularium) en Villanueva del Pardillo.

Un escenario que ahora se completa con la propuesta de una excavación arqueológica en la finca Monesterio en San Lorenzo, cerca ya del puente de Herreño, en lo que podría ser el gran descubrimiento de la presencia romana en la Sierra.

 

Mandadme más 💡 Planes

 

Seguro que tienes algo interesante que comentar...