Publicidad

El Festival Memory Park, en El Escorial, no solo cumplió sino que superó con creces las expectativas en un fin de semana, como habíamos anticipado, memorable.  

Con un sonido increíble, unos artistas que demostraron sobre las tablas que nunca han dejado de ser grandes, un escenario igualmente grandioso, un espectáculo de efectos, luz y… lo mejor de todo, un público entregado al cien por cien, que a buen seguro hizo saltar los sismógrafos de la zona al ritmo de algunos de los clásicos que forman parte de la historia del pop-rock de este país.

Imagen Memory Park

El Parque de La Manguilla de El Escorial se convirtió durante dos días (29 y 30 de junio) en el epicentro de la música y el ocio de Madrid, en un fin de semana con lo mejor del pop nacional y del dance de los 90 que ha congregado a cerca de 30.000 asistentes, según datos de la organización del evento.

Imagen Memory Park
Publicidad

Un gran volumen de público que contribuye a crear ‘ambientazo’ aunque, como ocurre en otros grandes festivales, también implica diversos inconvenientes logísticos como largas colas en los puestos de comida o en los baños, problemas en los accesos al festival y, sobre todo, muchas dificultades para poder aparcar.

Imagen Memory Park

El festival arrancó el viernes por la tarde con las actuaciones de grupos míticos de la música española como Nacha Pop, que recordaron temas inolvidables como ‘La chica de ayer’; Modestia Aparte, quienes hicieron corear al público su ‘Cosas de la edad’; Seguridad Social, todo un derroche de energía con temas como ‘Chiquilla’; y La Unión, que repasaron grandes éxitos como ‘Lobo hombre en París’ o ‘Sildavia’, entre otros muchos.

Imagen Memory Park

El espectacular escenario, creado por la empresa española Pixelmap Studios, fue uno de los protagonistas de la noche, con espectacular diseño en madera integrado en el entorno del parque y elaborado con un espíritu sostenible, ya que sus piezas servirán para montar otros shows en los próximos meses.

Imagen Memory Park

Por ese mismo escenario, ya más avanzada la noche, fue pasando una selección de grupos y solistas del dance de los 90 en el show Love the 90’s. Paco Pil, Viceversa, Rozalla, Corona, Spanic, Jenny Berggren de Ace of Base y los Jumper Brothers realizaron un auténtico viaje a la década de los 90, capitaneado por Fernandisco, maestro de ceremonias de Memory Park, y en el que el público cayó rendido al espectacular show de música, efectos visuales y luces que se alargó hasta casi entradas las cuatro de la madrugada.

Imagen Memory Park

La jornada del sábado se inauguró igualmente con una selección de actuaciones de cantantes y bandas de pop y rock que ofrecieron a los miles de asistentes mini conciertos con sus temas más recordados.

Así, Carlos Segarra de Los Rebeldes recordó, entre otros, ‘Mediterráneo’ y ‘Mescalina’, Amistades Peligrosas ‘Estoy por tí’ y ‘Me haces tanto bien’, Cómplices ‘Es por ti’, The Refrescos recordaron su mítico ‘Aquí no hay playa’, y así hasta 11 artistas que caldearon el ambiente para dos de los platos fuertes de la noche, los conciertos de Revolver y Celtas Cortos.

Imagen Memory Park

Carlos Goñi, líder de Revólver, emocionó con su música y su guitarra a un público entregado que coreó canciones como ‘El roce de tu piel, ‘Tu noche o la mía’ y ‘El dorado’, mientras que Celtas Cortos pusieron a todo el Parque de La Manguilla a bailar con temas por los que no pasa el tiempo como ‘20 de abril’, ‘Haz turismo’ y ‘No nos podrán parar’.

Imagen Memory Park

Tras el concierto de los vallisoletanos fue el turno nuevamente del dance. OBK recogió el testigo recordando varios de sus hits como ‘De qué me sirve llorar’ o ‘Historias de amor’, seguido de la polifacética artista Rebeca, que como no podía ser de otra forma, interpretó su ‘Duro de pelar’ y ‘Corazón corazón’ entre otros de sus grandes éxitos.

Imagen Memory Park

Tras ello se sucedieron las actuaciones de Snap!, Ice MC, 2 Unlimited, Chimo Bayo y Sensity World, artistas que hicieron que el público no dejase de bailar ni un minuto durante las más de 4 horas de show y que pusieron el broche de oro a dos jornadas llenas de música, recuerdos y emociones.

Imagen Memory Park

Además de los conciertos, Memory Park ha contado durante todo el fin de semana con una variada oferta de ocio para todo tipo de público, que ha podido disfrutar de Memory Kids, una zona con atracciones y actividades para los más pequeños de la casa en la que éstos han podido montarse en la espectacular noria, tirarse por los toboganes de agua o disfrutar del musical de Tadeo Jones, entre otras muchas actividades.

Imagen Memory Park

Igualmente, los 250.000 metros cuadrados de La Manguilla han albergado Memory Gastro, zona con diferentes tipos de comida y una gran área de picnic; Memory Machine, con atracciones como una gran noria, un carrusel y toboganes; Memory Art, una exposición de arte urbano en vivo realizada por grafiteros de prestigio internacional y Memory Cars, una muestra de coches clásicos de los años 90 de BMW.

Imagen Memory Park

En definitiva, un festival que aspira a convertirse durante los próximos años en uno de los grandes del panorama nacional, en un entorno muy especial y a tan solo 50 minutos de Madrid.

¡Nosotros no nos lo perdemos!

Mandadme más 💡 Planes

 

 

Seguro que tienes algo interesante que comentar...