Pistas deportivas del colegio

El nuevo colegio San Gregorio es hoy una realidad después de muchos años de trabajo y diversas actuaciones para lograr que este centro escolar, con más de 40 años de antigüedad, luzca casi como nuevo y sus alumnos puedan disfrutar de él en las mejores condiciones.

Desde el pasado mes de septiembre y durante este mes de enero se han llevado a cabo los últimos remates de la remodelación integral del colegio. Todo ello, en una tercera y definitiva fase que ha supuesto más de 460.000 euros.

Se ha instalado una nueva cubierta, incluyendo nivelación, impermeabilización y aislamiento térmico y se han restaurado todas las grietas existentes en el ladrillo visto de la fachada, además del revestimiento.

Finalmente, también se han acometido otros trabajos como la rehabilitación de aseos, la sustitución de la carpintería interior del edificio de primaria y la carpintería exterior de comedor y zonas comunes.

Desde el año 2010 se han sucedido las actuaciones con el fin de renovar este centro. En primer lugar, se sustituyeron las uralitas existentes en los porches exteriores y se ha construido un nueva aula de psicomotricidad.

Visita del alcalde y el viceconsejero a la remodelación del nuevo colegio / Ayto. Galapagar

En 2011 se construyó una nave para instalar una caldera de Biomasa. En el 2013 fue el turno del nuevo edificio de Educación Infantil y del edificio de administración, además de la reforma del edificio de secretaria. En el 2014 se pintaron las aulas, las pistas deportivas y las barandillas exteriores.

2016 fue por lo tanto un año decisivo para el Colegio San Gregorio, con la importante actuación de la retirada del amianto de la cubierta del gimnasio, además de la renovación del sistema eléctrico y la sustitución de la carpintería exterior de las aulas por parte de la Comunidad de Madrid.

Por su parte, también en 2016 el Ayuntamiento concluyó los trabajos de remodelación del patio del centro, creando un muro de contención y recuperando el pavimento que estaba en muy mal estado.

Pérgola de entrada

Ya, en 2017, la Comunidad de Madrid procedió a la adecuación del interior del centro, al mismo tiempo que el consistorio ejecutó el arreglo de las pistas deportivas, y en diciembre de ese mismo año, actuó sobre la pérgola de entrada, ampliándola para mejorar las entradas y salidas y proteger a los alumnos en los días de lluvia.

Ya el pasado verano 2018, el Ayuntamiento realizó el solado y asfaltado de la entrada del centro. Además de la eliminación de las barreras arquitectónicas del patio central.

Para finalizar, en el patio de infantil sustituyó toda la pérgola y en el interior del centro se ha llevado a cabo la instalación de falso techo y solado en la cocina.

Unos trabajos a los que hay que sumar el pintado de todos los muros tanto interiores como exteriores, así como el ajardinamiento de la zona de entrada.

Interior del colegio San Gregorio

La inversión final por parte de la Comunidad de Madrid ha sido de 2 millones de euros, acompañados de los cerca de 600.000 euros invertidos desde el consistorio galapagueño.

Para el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz, “esta remodelación completa del Colegio San Gregorio es fruto del compromiso personal adquirido con los padres y los alumnos de este centro hace ya muchos años y ahora por fin es una realidad, logrando que este centro sea para los niños un centro moderno, cómodo, accesible y además eficiente energéticamente”.

Para el concejal de Educación, José María Escudero “ha sido fundamental el trabajo conjunto y simultaneado entre las dos administraciones. Comunidad y Ayuntamiento hemos logrado atender a todas las necesidades que se nos habían planteado desde la Comunidad Educativa y al final el resultado ha sido un colegio referente en la Comunidad de Madrid”.

El concejal ha querido agradecer también a las familias y profesorado por su implicación y paciencia en todo este proceso.

Seguro que tienes algo interesante que comentar...